No conviene abusar de las algas con alto contenido en Yodo

algas

Aunque quizás esta advertencia: “No conviene abusar de las algas con alto contenido en Yodo” está fuera de lugar, porque el consumo de algas en España no es significativo en la dieta, es conveniente tenerla en cuenta.

En la actualidad, las algas se consideran un alimento con alto valor nutricional por su elevado contenido en vitaminas, minerales y otros muchos nutrientes. Así el consumo de espirulina, kombu, wakame o hijiki se está asentando en algunas capas de la población.

Sin embargo, las algas pardas, concretamente las pertenecientes al género Laminaria, tienen contenidos de yodo elevados que pueden resultar perjudiciales para la salud. Debido a ello, las autoridades sanitarias españolas redactaron el siguiente estudio al respecto:

Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre la evaluación del riesgo asociado al consumo de algas macroscópicas con alto contenido en yodo. Resumimos lo más destacado del contenido del informe.

No conviene abusar de las algas con alto contenido en Yodo

Antes de abordar los problemas a los que puede dar lugar un exceso de ingesta de yodo vamos a resumir los aspectos más prácticos contenidos en las recomendaciones.

Como conclusión final y aunque en este momento el consumo de este tipo de algas no es importante en la población española, sería recomendable adoptar como límite máximo de contenido en yodo de algas comestibles 2.000 mg/kg de peso seco, independientemente de la especie. El límite máximo para este tipo de algas se establece en 30mg al día. Pero, recordamos, solo para estas algas muy ricas en Yodo.

Se aconseja. Igualmente, un consumo moderado de aquellas algas que presenten un alto contenido en yodo en la población adulta y ocasional en niños de corta edad y embarazadas con objeto de evitar riesgos de ingestas elevadas que pudieran tener efectos negativos sobre la función tiroidea, de especial repercusión en las etapas de crecimiento y desarrollo.

Las algas secas con un alto contenido en yodo son especialmente del género Laminaria. Se pueden destacar la importancia de la prudencia en el consumo de alga Kombu y, en mucha menor medida, de la wakame.

Es interesante, por tanto, comer cantidades muy pequeñas de Kombu cuando se añada a las comidas y no consumir regularmente las ensaladas de alga Kombu que son habituales en la comida japonesa.

El contenido de yodo de una determinada especie presenta grandes variaciones en función de un gran número de variables. Entre estos factores están la estación de recogida, la salinidad del agua, las condiciones de almacenaje y el procesado.

Por otra parte, la biodisponibilidad del yodo disminuye cuando se ingiere junto con alimentos que contengan sustancias que dificulten la absorción e incorporación de yodo en el organismo. Este es el caso de especies vegetales pertenecientes a la familia Crucíferas como la coliflor, brocoli, coles de Bruselas, lombarda, etc.

contenido en yodo de alimentos

Consecuencias del consumo elevado de yodo

La incidencia de enfermedades debidas a una ingesta elevada de yodo ha sido escasa pero, en la actualidad, el número de personas que las padecen está aumentando en los países desarrollados.

Uno de los factores de riesgo es la incorporación a la dieta de algas marinas con altos contenidos de yodo. Su consumo es recomendado por expertos de la restauración como “productos de alto valor nutricional”. Sin embargo, la incorporación de este alimento a nuestra dieta habitual puede llegar a ser perjudicial para la salud, como se desprende del informe elaborado por el Comité Científico de la Alimentación Humana (SCF) de la Comisión Europea que ha señalado que la ingestión de derivados de algas ricas en yodo, en especial desecadas, puede proporcionar una ingesta de yodo potencialmente peligrosa

Aportes de yodo significativamente superiores o inferiores a los necesarios para el buen funcionamiento del tiroides pueden dar lugar a disfunciones metabólicas de mayor o menor intensidad.

El consumo excesivo de yodo es difícil de cuantificar ya que hay poblaciones que ingieren cantidades muy elevadas sin que, aparentemente, se observen efectos adversos. Niveles de yodo elevados bloquean la síntesis de las hormonas tiroideas causando hipotiroidismo el cual, en los periodos neonatales o durante la lactancia, puede causar efectos sobre el desarrollo neurológico del niño e incluso una pérdida permanente de la función cognitiva.

En general, un exceso de yodo en el organismo parece contribuir a un aumento de patologías del tiroides tales como la tiroiditis de Hashimoto, la enfermedad de Graves, la incidencia de bocio tóxico nodular y bocio no tóxico difuso. También puede inducir hipotiroidismo en glándulas autoinmunes.

En base a las evidencias disponibles, se concluyó que, cuando la ingesta dietética de yodo es 10 veces superior a la habitual, es posible la formación de bocio y, en general, el desarrollo de patologías tiroideas.

Consumo de yodo

El consumo habitual de algas en la dieta de los países asiáticos conlleva una mayor tolerancia a ingestas elevadas de yodo. Sin embargo, las concentraciones de yodo en especies del género Laminaria son tan elevadas que su consumo, aun en zonas tradicionalmente ricas en yodo, se ha asociado a la presencia de bocio endémico como, por ejemplo, en la isla Hokkaido en Japón, donde el kombu es componente habitual de la dieta.

Los últimos informes de la OMS y de UNICEF consideran que la población de España tiene una óptima nutrición de yodo. El aumento de la población que consume sal yodada ha sido el determinante más importante que ha influido en esta situación aunque se especula que la leche también ha tenido su peso. Algunas prácticas en la actividad ganadera y la legislación europea, que obliga a suplementar con un mínimo de yodo los piensos, son las responsables.

No hay constancia de problemas de salud asociados con un consumo excesivo de yodo en España, al menos en el momento de la redacción del informe.

Otros articulos

  • Alimentos con mayor contenido en calcioAlimentos con mayor contenido en calcio El calcio es un mineral que se encuentra abundantemente distribuido en la naturaleza y presente, por tanto, en multitud de alimentos. Analizamos hoy los alimentos con mayor contenido en calcio.
  • Metales pesados presentes en el pescadoMetales pesados presentes en el pescado La presencia de metales pesados en el pescado es, para muchas personas, uno de los principales motivos de preocupación relacionados con el consumo de pescado. Analizamos hoy cúales son los […]
  • ¿Es la leche de vaca uno de los alimentos con mayor contenido en calcio?¿Es la leche de vaca uno de los alimentos con mayor contenido en calcio? Vamos a abordar hoy una pregunta sorprendente: ¿Es la leche de vaca uno de los alimentos con mayor contenido en calcio? Decimos sorprendente porque estamos ante uno de los lugares comunes […]
  • Alimentos ricos en magnesioAlimentos ricos en magnesio Las principales fuentes de magnesio son los vegetales, ya que forma parte de la molécula de clorofila. Frutos secos, cereales, hortalizas y algunos alimentos de origen marino también son […]
  • Alimentos más ricos en selenioAlimentos más ricos en selenio El selenio es un oligoelemento que está naturalmente presente en muchos alimentos, agregado a otros y disponible como un suplemento dietético. Vemos los alimentos más ricos en selenio.
  • Ácidos grasos omega 3. Parte 4.Ácidos grasos omega 3. Parte 4. Cuarto vídeo sobre los efectos de los ácidos grasos Omega 3 en el funcionamiento del organismo humano, última parte de  un programa de Redes emitido por La 2 de la TV pública de […]

Otros artículos en Nutrición Dietas

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.