1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Los suplementos de omega 3 (DHA) durante embarazo y lactancia podrían no tener efectos en la salud del recién nacido

18 de junio de 2018

suplementos omega 3 embarazo

Nos hacemos eco hoy de los resultados obtenidos en un ensayo realizado por un equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, España, que concluye que los suplementos de omega 3 (DHA) durante embarazo y lactancia podrían no tener efectos en la salud del recién nacido.

Estos resultados fueron recogidos en la Tesis Doctoral, Efecto de la suplementación materna con DHA durante la gestación y lactancia sobre el desarrollo cognitivo/motor y vistual del recién nacido en su primer año de vida, presentada por José Antonio Hurtazo Suazo en 2016.

El número de participantes inicial fue de 110 madres gestantes, a las que se sumaron 110 recién nacidos, que participaron de forma voluntaria en un ensayo clínico controlado, aleatorizado, doble ciego, de grupos paralelos en un hospital de Granada, entre 2009 y 2010.

La dieta de las madres fue controlada por un especialista en nutrición, orientada a un patrón conocido de dieta mediterránea, de forma que se asegurase una ingesta adecuada de DHA en ambos grupos, ya que es una recomendación hecha por multiples instituciones internacionales.

El ácido docosahexaenoico (DHA) es un ácido graso esencial poliinsaturado de la serie omega-3. Químicamente es, como todos los ácidos grasos, un ácido carboxílico. DHA es una abreviatura que proviene de su nombre en inglés (docosa-hexaenoic-acid). Se encuentra en el aceite de pescado y en algunas algas. La mayor parte del DHA en peces y otros organismos complejos con acceso a comida marina tiene su origen en microalgas heterotróficas fotosintéticas, y se va concentrando a su paso por la cadena alimenticia.

Los suplementos de omega 3 (DHA) durante embarazo y lactancia podrían no tener efectos en la salud del recién nacido

El ensayo mostró que la suplementación con una dosis diaria (320 mg de DHA) durante el último trimestre de gestación y los primeros meses de lactancia mejora la estatus de DHA de las madres, minimizando la disminución de niveles habitual en el momento del parto. La suplementación también conlleva que la leche materna tenga una mayor concentración de DHA. Como consecuencia, el recién nacido, tanto en el momento del parto como en los primeros meses de lactancia muestra mayores niveles de DHA respecto al grupo de control, cuyas madres no fueron suplementadas.

Ver  Beneficios asociados a los ácidos grasos omega-3

Los resultados de este estudio no mostraron diferencias en el grupo suplementado y el grupo de control en los valores de peso, talla y perímetro cefálico de los recién nacidos. Las conclusiones fueron similares en otros estudios análogos si bien en el trabajo se cita un ensayo en que se apreciaron diferencias, siendo mejores los datos relativos al grupo suplementado.

Desarrollo neurológico

Numerosos trabajos y estudios han mostrado que el DHA tiene un papel clave en la maduración y crecimiento cerebrales en un momento tan delicado de su desarrollo como es la segunda mitad de la gestación y los primeros meses de vida. Estas son las razones por las que desde hace ya dos décadas se promueve la suplementación en las dietas de gestantes y lactantes, así como en las fórmulas de los lactantes como forma de mejorar la salud del recién nacido.

Sin embargo, la literatura científica, incluyendo revisiones y metaanálisis, así como el estudio al que hacemos referencia hoy, indican que no hay un claro efecto beneficioso de la suplementación con DHA sobre el neurodesarrollo de los lactantes.

Agudeza visual

Diversos trabajos ha mostrado efecto beneficioso en la agudeza visual al alimentar a los lactantes con fórmulas suplementadas con DHA. Sin embargo, cuando se valoran ensayos en que la suplementación se ha realizado durante el embarazo o la lactancia en niños que recibían leche materna los resultados no son tan favorables. Hasta el punto de que una revisión de 2013 no pudo concluir nada sobre este punto.

Los resultados del ensayo realizado para la realización de la tesis doctoral no encontró ninguna diferencia significativa en los análisis de agudeza visual ni en la valoración de los dos meses y medio ni en la de siete y medio.

Ver  Beneficios cardiovasculares del consumo de ácidos grasos omega 3

Es interesante señalar para concluir, que aunque a la luz de estos estudios la suplementación con DHA no parece tener efectos en la salud del recién nacido sí que existen numerosos estudios avalando efectos beneficiosos de los suplementos de omega 3 en determinadas situaciones. Lo abordaremos con más detalle en otro artículo.

Otros articulos

Ver  Los suplementos de vitaminas no protegen de las enfermedades cardiovasculares
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.