1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Mejores aceites para cocinar

4 de junio de 2018

mejores aceites-de-cocina

Abordamos hoy un tema de importancia capital en las relaciones entre la alimentación y la salud: cuáles son los mejores aceites para cocinar. Aunque parezca extraño, es un tema sobre el que buena parte de la población no está adecuadamente informada.

Muchas personas no conocen las diferencias entre los aceites de oliva y de girasol, o entre los aceites de oliva comunes y los virgen extra, por ejemplo. Sin entrar en profundidad en una cuestión que requiere una extensión muy superior a la de estos artículos, vamos a recoger unas orientaciones generales que, cuando menos, nos dejen claro esto, qué aceites son los mejores para incluir en nuestra dieta de forma regular.

Mejores aceites para cocinar

Es imprescindible señalar en primer lugar las diferencias entre los aceites refinados y los vírgenes extra. Someramente, nos podemos quedar con que los aceites vírgenes extra están extraídos en frío, sin disolventes, conservan los componentes de la materia prima original (olivas, semillas, frutos secos, etc.) como la vitamina E, lecitinas o antioxidantes. Por su parte, al refinar una aceite se pierden parte de las propiedades del alimento de origen y, durante el proceso, aparecen compuestos tóxicos para nuestro organismo. Esto ya nos da una idea clara de cuál es el proceco idóneo para obtener los mejores aceites para alimentarnos.

Los mejores aceites para utilizar en nuestra dieta son, por tanto:

  • El aceite de oliva virgen extra ecológico, mejor si está envasado en vidrio. Este aceite es auténtico zumo de aceitunas. Numerosos estudios relacionados con el papel de la dieta mediterránea en la salud, en la que el aceite de oliva es protagonista destacado, han avalado las numerosas propiedades terapeúticas del aceite de oliva virgen extra. De hecho, hoy se considera que si se utiliza principalmente aceite de oliva virgen extra las grasas pueden llegar a aportar hasta el 35% de calorias de la dieta de forma saludable.
  • Aceites de girasol, sésamo, almendra, llino, etc. extraídos en frío. Es muy importante tener en cuenta que estos aceites no deben utilizarse nunca para cocinar puesto que su degradación, como ahora veremos acarrea importantes problemas de salud. Sin embargo, son estupendos aceites para consumir en crudo, en la cantidad adecuada a sus características.
Ver  Cómo preparar verduras y hortalizas

La posible oxidación y alteración de las grasas puede ocasionar los siguientes problemas:

  • Daño intestinal
  • Daño neuronal
  • Es un factor de riesgo cardiovascular
  • Resistencia a la insulina
  • Formación de compuestos carcinogénicos
  • Daño hepático
  • Inflamación

El aceite de oliva virgen extra es que mejor resiste las altas temperaturas por eso debería ser el escogido para cocinar. Además, el romero mejora la estabilidad oxidativa de los aceites por lo que puede ser muy interesante añadir romero al aceite de fritura (de oliva virgen extra) o hacer un aceite macerado con romero.

La mantequilla y el aceite de coco tampoco son grasas adecuadas para cocinar.

En cualquier caso, es muy conveniente controlar las temperaturas a las que cocinamos los alimentos, no sobrepasando nunca los 200ºC y siendo conveniente que sean menores. Las patatas y los alimentos ricos en cereales no se deben freír a más de 170° (si no tienes freidora, calcula que debe ser antes de que el aceite empiece a humear), ni hornearse a más de 195° C en un horno convencional, puesto que aparece una sustancia tóxica y posiblemente cancerígenas llamada acrilamida. Si usas freidora, la temperatura recomendada es 170-180°.

Como conclusión y anexo, si os interesa profundizar en el papel de las grasas en la alimentación, os recomiendo echar un vistazo a esta conferencia de Lucía Redondo, El final de las dietas bajas en grasas. A partir del minuto 35 aborda el asunto que hemos venido desarrollando, en consonancia con sus ideas.

Lucía Redondo es Dietista-Nutricionista, docente e investigadora. Actualmente realiza su tesis doctoral entre Valencia y el Instituto Rowett de la Universidad de Aberdeen (Escocia), donde investiga la estabilidad oxidativa de los aceites que están presentes a diario en nuestros platos. Durante 8 años ha sido profesora del Ciclo Formativo de Dietética del IFPS Roger de Llúria en Barcelona.

Ver  Carnes ricas en grasas saturadas

Fuente del vídeo: Mindalia Television

Otros articulos

  • Ácido linoleicoÁcido linoleico El ácido linoleico es un ácido graso poliinsaturado de la familia omega-6 que debe ser necesariamente aportado al organismo mediante la alimentación puesto que nuestro cuerpo no puede […]
  • Para qué sirve el aceite de onagraPara qué sirve el aceite de onagra El aceite de onagra es un de los sumplementos alimenticios más populares de los últimos años, a cuyo uso se han asociado multitud de propiedades. Vemos hoy para qué sirve el aceite de […]
  • Ácidos grasos Omega -6Ácidos grasos Omega -6 Nuestra alimentación debe aportar a nuestro organismo dos tipos de ácidos grasos poliinsaturados que nuestro cuerpo no puede sintetizar y que, por tanto, deben ser suministrados a través […]
  • Los lípidos en la dietaLos lípidos en la dieta Los lípidos, al igual que las proteínas, son indispensables en nuestra dieta. Se trata de principios inmediatos orgánicos compuestos por C, O y H y donde pueden aparecer también P y N. […]
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.