1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

El secreto de las zonas azules, seres humanos centenarios

21 de agosto de 2017

secreto-zonas-azules

En el año 2016 se publicó en España el libro de Dan Buettner, autor de El secreto de las Zonas Azules: come y vive como la gente más saludable del planeta, en el que plasma las conclusiones obtenidas durante su viaje de años por las poblaciones de la tierra que cuentan con los seres humanos más longevos.

En este viaje se centró en Okinawa, Japon; Icaria, Grecia; Cerdena, Italia; Loma Linda, California y la Peninsula de Nicoya, Costa Rica, donde a la gente, según sus propias palabras, “simplemente se le olvida morir“.

En una entrevista concedida a National Geographic en Minneapolis, Buettner aborda las principales conclusiones de su estudio, plasmadas en profundidad en su libro. Como no podía ser de otra manera, la dieta es una de las claves que permiten explicar las largas vidas de las personas de estos lugares.

Sin embargo, al mismo nivel de importancia sitúa otras costumbres importantes: el sexo regular, las siestas diarias, la vida activa, el vino y la comida compartida y los buenos amigos.

En lo que más nos concierne directamente, la dieta, el factor común que ha encontrado en todas estas Zonas Azules (“zonas donde tenemos un área confirmada demográficamente y definida geográficamente donde o bien hay índices impresionantes de personas que alcanzan los 100 años, o bien tienen la esperanza de vida más alta, o bien tienen la tasa de mortalidad más baja entre personas de mediana edad”), es la presencia significativa de las legumbres, hasta ser uno de los principales grupos de alimentos en su alimentación.

Las verduras y las hortalizas ocupan un lugar clave. Por ejemplo:

  • En Ikaria, Grecia, tienen una variante de la dieta mediterránea. Sin embargo, lo que les hace únicos es que comen mucha patata y unas verduras a las que llaman horta.
  • En Okinawa, Japón, las tendencias generales son las mismas. Comen una dieta basada en los vegetales; viven en comunidades peatonales; su vida tiene un propósito. Tienen el mayor consumo per cápita de tofu del mundo, pero comen muy poco pescado. Los boniatos y la cúrcuma también son dos alimentos interesantes asociados a la longevidad. Casi el 60 por ciento de la ingesta alimentaria de Okinawa se componía de boniatos.

Es interesante recordar que las pirámides alimenticias, recomendadas por las instituciones como referencias para seguir una alimentación sana, se han ido construyendo en gran medida tras el estudio de las dietas de las comunidades que aquí denominan Zonas azules. Por eso es interesante siempre estudiarlas con detenimiento.

Junto a la dieta, algunas otras características comunes eran una intensa red social de afectos, una vida activa (caminando bastante en lugar de utilizar el coche, realizar tareas cotidianas como amasar el pan y o plantar un huerto) y una sensación de propósito vital que dota de cierto sentido a la existencia de las personas de estas zonas.

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *