1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Entrevista con el doctor Miguel Ángel Martínez-González

6 de marzo de 2017

dieta-mediterranea

Os recomendamos hoy una interesante entrevista con el doctor Miguel Ángel Martínez-González, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Navarra, publicada en el suplemento semanal del periódico español El Pais.

Miguel Ángel Martínez-González es uno de los investigadores del proyecto PREDIMED, del que ya hemos hablado recurrentemente, llevando a cabo en los últimos años para establecer las relaciones entre el seguimiento un patrón en la alimentación cercano a la dieta mediterránea y la incidencia de enfermedades. El estudio PREDIMED, realizado con más de 7.500 participantes reclutados en toda España durante una década, ha establecido que seguir la dieta meditarránea reduce en un 66% los problemas circulatorios, en un 30% los infartos e ictus y en un 68% el riesgo de cáncer de mama.

Entrevista con el doctor Miguel Ángel Martínez-González

Rescatando algunas de las respuestas más destacadas de Martínez González (encontraréis el enlace a la entrevista completa al final del artículo):

“[En España] Se come demasiada carne roja y procesada. No quiero decir que tengamos que hacernos vegetarianos. Pero la evidencia científica indica que, a medida que se aumenta el porcentaje de proteínas vegetales sobre las animales, se reduce brutalmente la mortalidad cardiovascular y por cáncer. La dieta mediterránea, sobre todo el consumo de aceite de oliva virgen extra, frutos secos, frutas, verduras y legumbres, es la mejor opción. Después, mejor comer pescado que carne y, esta, preferentemente de ave o conejo. También conviene reducir el consumo de azúcar y sal, y llevar una vida menos sedentaria. Usar más las escaleras y menos el ascensor.”

Este podría ser un buen resumen corto de las recomendaciones en materia de alimentación emitidas recurrentemente por los organismos públicos y que se han plasmado en diferentes guías, como, por ejemplo, las pirámides de alimentos.

En relación a algunos alimentos o nutrientes con los que conviene ser muy prudentes, se afirma en la entrvista que “la conclusión a la que hemos llegado es que el pan blanco es uno de los problemas más graves que tenemos en España […] . Le estamos dando a la gente, con el pan blanco, un combustible de rápida absorción. Y eso, especialmente cuando ya se tiene sobrepeso, cierta resistencia a la insulina, es una bomba. Habría que consumir menos y, preferiblemente, integral […] Tanto las grasas como el azúcar pueden ser problemáticos.

Pero lo principal es el estilo de vida y la dieta. La vida es simple, al menos en teoría: no fumar, estar delgado, tener actividad física, comer sano y controlar la presión arterial, el colesterol y la glucosa. Si se tienen bajo control estas cosas, se reduce en un 76% la mortalidad cardiovascular”

Una buena parte de la entrevista se centra en las complicadas relaciones entre la industria y los estudios científicos financiados por esa misma industria. Hace unos meses, os había sugerido echar un vistazo a un artículo muy interesante procendente de una filtración que denunciaba que la industria de la carne española había pagado una campaña para desprestigiar el informe de la OMS que relacionaba el consumo de carne roja y procesada con el riesgo de padecer cáncer.

En esta línea, Martínez González señala:

“[…] cierta industria alimentaria ejerce gran presión para poner muchos alimentos a nuestra disposición a todas horas, a un coste muy barato y en grandes cantidades. ¿Qué es lo que está más al alcance en las estanterías de los supermercados? Alimentos ultraprocesados, con gran densidad energética porque les han metido mucha grasa, azúcar y sal, a veces en contra de la naturaleza del producto, como pasa con el kétchup. ¿Qué tendrá que ver la salsa de tomate con él? Y se vende y consume en cantidades industriales. Además, las raciones grandes y baratas hinchan a la gente. Vivimos en una cultura de sobrealimentación. Deberían hacerse más fáciles las opciones más sanas.”

“[…] era cinco veces más probable que los estudios realizados con financiación de cierta industria concluyeran a favor de esas empresas. También es interesante contrastar cualquier estudio que haya recibido dinero de compañías de alimentación con otros independientes y compararlos. No se puede fiar uno solo de investigaciones financiadas por los interesados.”

En suma, una entrevista muy interesante que os recomendamos leer completa aquí:

Miguel Ángel Martínez-González, el sabio de la dieta mediterránea

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *