1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Aceite de chía, extraordinaria fuente de omega-3

13 de febrero de 2017

Aceite_de_chia

Se da la curiosa circunstancia de que en España el aceite de chía está empezando a popularizarse antes de que se haya extendido el uso de las semillas de chía, de las que procede. Quizás la razón sea que el aceite de chía es una de las principales fuentes vegetales de ácidos grasos omega 3 y estos están de moda desde hace ya unos años.

La chía es una planta originaria de Centroamérica, Mexico, Guatemala y Nicaragua, muy extendida ante del comienzo del genocidio español de la zona, tras el que su cultivo quedó reducido a zonas montañosas aisladas de México y a Guatemala. Su producción se ha recuperado y extendido en las últimas décadas a partir de la valoración de las semillas de chía en lo que se merecen en cuanto a su valor nutritivo y cultural.

Composición del aceite de semillas de chía, fuente de omega-3

En la composición del aceite de semillas de chía destaca la abrumadora presencia de ácidos grasos insaturados y, dentro de ellos, los ácidos grasos poliinsaturados omega-3, hasta convertir a este aceite de una de las principales fuentes de estas grasas.

La composición de las grasas insaturadas del aceite de semillas de chía por cada 100 gramos de aceite es la siguiente (aproximadamente, puesto que los valores dependen de las fuentes consultadas):

Monoinsaturados: 6,5 g

Polinsaturados:

  • Omega-3: 63,8 g
  • Omega-6: 19 g

Nutricion dietas Aceite_de_chia comercial

Dado que la oxidación en la chía es de mínima a nula, mantiene un gran potencial dentro de la industria alimenticia, comparada con otras fuentes de ácido graso α-linolénico como el lino, que muestra una descomposición rápida debido a la ausencia de antioxidantes. Puede almacenarse durante años sin que se deteriore el sabor, el olor o el valor nutritivo de la misma.

Sin embargo, hay que ser muy prudentes con el uso de alimentos con un contenido tan elevado en grasas omega-3 puesto que se considera que una ingesta muy por encima de lo recomendado en estas grasas con efecto antioxidante puede ocasionar el efecto contrario y favorecer la oxidación. No es conveniente, por tanto, abusar del aceite de semillas de chía. Recordamos que las ingestas semanas de omega-3 recomendadas se sitúan en 2 gramos al día, según indicaba la Organización Mundial de la Salud en el año 2010.

Por esta razón, y salvo prescripción personalizada de algún experto parece más sensato comer semillas de chía en lugar de su aceite, puesto que, además de las grasas omega-3, aportan fibra dietaria soluble, antioxidantes, y una importante cantidad de proteínas.

Fuente:

https://es.scribd.com/document/419687/CHIA-ALIMENTO-MILENARIO

Otros articulos

  • Los 10 pescados con más omega-3Los 10 pescados con más omega-3 Vamos hoy con la lista de los 10 pescados con más omega-3. Los ácidos grasos omega-3 se han convertido en uno de los nutrientes estrella de la última década. Al amparo de numerosas […]
  • Ácido linoleicoÁcido linoleico El ácido linoleico es un ácido graso poliinsaturado de la familia omega-6 que debe ser necesariamente aportado al organismo mediante la alimentación puesto que nuestro cuerpo no puede […]
  • La chía: Composición nutricionalLa chía: Composición nutricional Hoy nos centramos en la composición nutricional de la chía, tanto en macronutrientes como en micronutrientes, con un análisis de los datos presentados en diferentes estudios.
  • Beneficios cardiovasculares del consumo de ácidos grasos omega 3Beneficios cardiovasculares del consumo de ácidos grasos omega 3 Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasas poliinsaturadas esenciales para nuestro organismo y que el cuerpo humano no puede sintetizar autonomamente por lo que debemos […]
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *