1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Propiedades de la leche materna

11 de agosto de 2014

propiedades de la leche materna

Durante la mayor parte de la historia de la humanidad la lactancia materna ha sido la forma en la que las madres han alimentado a sus niños. Casi todas las sociedades tradicionales han tenido un excelente conocimiento sobre la lactancia y las propiedades de la leche materna aunque las practicas hayan podido variar de unas a otras.

Esta tendencia solo se ha visto alterada en las últimas décadas. En un fenómeno característico y representativo de las modernas sociedades, durante algunos años los intereses económicos condujeron al desprestigio de la lactancia y a su sustutición por los preparados infantiles. Afortunadamente, esta penosa evolución se ha revertido sustancialmente en los últimos años ante la evidencia de los numerosos beneficios de la lactancia frente a estos preparados industriales.

Este singular fenómeno, el de la sustitución de una práctica extremadamente saludable por otra de beneficios cuestionables para la salud pero muy rentable para multinacionales que gozan de gran poder social y económico, es una de las características singulares y aberrantes del desarrollo capitalista.

Hoy en día, cada vez se reconoce más ampliamente el derecho de toda madre a amantar a su hijo y de todo niño a ser alimentado con leche materna. En una entrada posterior abordaremos los multiples beneficios de la lactancia frente a los preparados industriales, hoy nos vamos a centrar en las propiedades de la leche materna.

Propiedades de la leche materna

Inmediatamente después de dar a luz al bebé, la madre produce calostro por ambos pechos y en pocos días la suficiente cantidad de leche para satisfacer las necesidades del bebé. Esta producción está condicionada por las exigencias del bebé, cuya succión estimula la produción de la leche en el organismo materno. La cantidad de leche producida por la madre puede superar el litro diario mientras que las necesidades del bebé puede oscilar, a los cuatro meses, alrededor de los tres cuartos de litro. Esta época de la vida es la única en que una persona puede, y debe, comer tanto como desee y siempre que lo desee.

Numerosos estudios han demostrado con claridad que los nutrientes que hay en la leche de una madre sana y bien nutrida satisfacen todas las necesidades del bebé. Se ha comprobado que la leche materna varia poco entre las diferentes madres y quizás en menor grado entre las diferentes partes del mundo.

propiedades de la leche materna

La leche materna presenta una composición diferente al principio y al final de cada comida, siendo la primera leche más diluida y con menor contenido en grasa comparándola con la leche de la última parte de la comida.

Una de las propiedades más importantes de la leche materna y del calostro es su contenido en factores anti-infecciosos, que están ausentes en las formulas para bebés. Resumidamente, se puede asegurar que la leche materna contribuye a crear un entorno hostil para los organismos perjudiciales para salud del niño o la niña, lo que se puede observar con claridad comparando las heces de los niños alimentados con leche materna y los de los bebés alimentados con fórmula. Entrando más en detalle se pueden señalar la presencia en la leche materna de:

  • Anticuerpos e inmunoglobulinas que actúan en el intestino del niño y atacan a los organismos causantes de las infecciones, contribuyendo a evitar las infecciones de las criaturas y a protegerle contra las alergías.
  • Celulas vidas, especialmente globulos blancos, que pueden producir sustancias como interferón, que combaten los virus, inmunoglobulina A, lactoferrina y lisosomas.
  • Otros factores que contribuyen a que bacterias beneficiosas, como los lactobacilos, proliferen en el intestino del bebé donde contribuyen a crear un entorno desfavorable para los organismos patógenos.

Aunque la ciencia y la industria se han unido, en esa simbiosis tan habitual, para producir sustitutos de la leche humana lo más similares posibles a la leche materna es importante indicar que las fórmulas para bebés se basan en leche de mamíferos, generalmente leche de vaca, que pueden incluir todos los nutrientes conocidos que el bebé necesita pero en diferentes concentraciones y facilidad de asimilación. Además, pueden incluir todos los nutrientes conocidos pero, desde luego, no aquellos que no han sido identificados y, en ningún caso, las propiedades antiinfecciosas y células vivas que sí que están presentes en la leche materna.

Los productos manofacturados pueden causar problemas a los bebés que nunca serán causados por la leche materna. Así, en niños alimentados con fórmula es mayor la tasa de eczema, de alergias, cólicos y del síndrome de muerte infantil repentina (SMIR). Además, los productos manofacturados son muy costosos, llegando a suponer un coste muy importante en algunos países con poblaciones amplias con bajos ingresos.

En sucesivos artículos profundizaremos en este aspecto tan importante de la nutrición humana.

Fuente:

Nutrición humana en el mundo en desarrollo. Publicación FAO

Otros articulos

  • Ventajas de la lactancia maternaVentajas de la lactancia materna Durante los últimos años y especialmente en la última década han aparecido multitud de estudios comparando los efectos de la lactancia materna en los bebés con los de sus sustitutos […]
  • Composición de la leche maternaComposición de la leche materna La composición de la leche materna, pese a que existe una creencia bastante extendida en sentido contrario, es muy constante y solo es afectada única y selectivamente por la dieta de la madre.
  • Mitos sobre la leche maternaMitos sobre la leche materna Vamos completando nuestra colección de artículos sobre la leche materna y nos centramos hoy en algunos de los mitos sobre la leche materna que más vigentes se mantienen.
  • Diferencias entre la leche materna y la leche de vacaDiferencias entre la leche materna y la leche de vaca En nuestro análisis de la alimentación idónea para los bebés nos centramos en las diferencias entre la leche materna y la leche de vaca, que suele ser la base de los preparados infantiles.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *