1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Alimentación en el embarazo: Consejos generales

18 de julio de 2014

alimentacion embarazo

Durante el embarazo se producen en el organismo de las madres cambios importantes que aumentan sus necesidades nutricionales.

Nos centramos hoy en presentar unos principios básicos que nos permitan orientar la dieta durante el embarazo de forma correcta. Comenzaremos con las recomendaciones en consumo de los principales grupos de alimentos que se consideran hoy en día.

Alimentación  en el embarazo: Consejos generales

Necesidades de energía y nutrientes en el embarazo

No es tarea sencilla determinar las necesidades de nutrientes y energía que son necesarios durante la gestación debido a los profundos cambios en los tejidos y líquidos corporales de las mujeres embarazadas. Estas transformaciones vienen dadas, principalmente, por el aumento del volumen plasmático, los cambios en la función renal y los cambios hormonales.

Las necesidades de energía son obviamente mayores durante la gestación. Sin embargo, aunque se suele recomendar un incremento de más o menos 250 kcal al día, se considera que lo adecuado es variar la cantidad de comida que se come para mantener las ganancias de peso adecuadas durante el embarazo.

A continuación se comentan en detalle las recomendaciones para los distintos grupos de alimentos. Sin embargo, para resaltar lo importante: las necesidades de todos los nutrientes, especialmente vitaminas y minerales aumenta mucho más que las necesidades de energía extra, por tanto, es fundamental seguir una dieta con una alta densidad nutricional, que dicen los expertos.

alimentacion embarazo

Es importante realizar una actividad física moderada de forma habitual para poder permitir las ingestas extras y mantenerse en los incrementos de peso recomendados.

En cuanto los distintos grupos de alimentos:

  • PROTEÍNAS: las necesidades de proteínas aumentan durante el embarazo pero la dieta occidental cubre ampliamente las necesidades de proteínas y no suele ser necesario prestar atención a posibles carencias.
  • HIDRATOS DE CARBONO: Se mantienen las recomendaciones generales de que entre un 50 y un 60% de las calorías que se ingieren provenga de los hidratos de carbono complejos. Os recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo sobre el consumo de hidratos de carbono durante el embarazo porque este punto es muy importante, y no sólo durante el embarazo.
  • GRASAS: También se mantiene las recomendaciones generales de no superar el 30% de las calorías aportadas a partir de las grasas. Se puede amentar hasta el 35% en el caso de que la grasa de referencia sea el aceite de oliva virgen extra. Insistimos de nuevo, nunca lo suficiente, que el aceite de oliva sea virgen extra siempre que sea posible.
  • Sí que se establecen unas recomendaciones especiales en cuando al consumo de los ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES (linoleico y linolénico) y los poliinsaturados de cadena larga. Para no ponernos técnicos, se puede decir que se incrementan las necesidades en ácidos grasos omega-3 y en los ácidos grasos omega-6. Las cantidades recomendadas por el Instituto de Medicina de los Estados Unidos son de 1,4 gramos al día en ácidos grasos omega-3 y 13 gramos al día de los ácidos grasos omega-6. En los enlaces podéis encontrar información detallada sobre estas grasas y donde se encuentran.
  • FIBRA: No existen recomendaciones específicas para el embarazo, lo cual es también significativo, pero dado que el consumo adecuado de fibra se ha asociado nada más y nada menos que con la diabetes gestacional y con la prevención y mejora del estreñimiento, se aconseja subir el consumo hasta los 30-35 gramos al día.
  • VITAMINAS: Durante el embarazo se debe aumentar se debe aumentar la ingesta de prácticamente todas las vitaminas. Todas son fundamentales. Si os interesa un análisis más detallado podéis consultar nuestros artículos sobre el cuidado con la Vitamina A y sobre las necesidades de ácido fólico.
  • MINERALES: Las necesidades de minerales también aumentan durante el embarazo. Especial atención es conveniente prestar al hierro y el calcio. Es importante también aumentar la ingesta de zinc y asegurarnos de no tener déficits de yodo antes de la gestación.

Finalizamos con algunas recomendaciones específicas que hemos desarrollado en artículos anteriores:

Necesidades de agua durante el embarazo

Sanidad recomienda a niños y embarazadas no consumir carne de caza

Sanidad recomienda que embarazadas y bebés menores de un año no comer pez espada ni atún

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *