1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Las espinacas y el hierro

12 de junio de 2014

 popeye espinacas hierroVamos a detenernos hoy en uno de los grandes lugares comunes sobre la alimentación, en una de las afirmaciones que llevan emitiéndose sin parar durante, al menos, las últimas décadas: las espinacas son muy ricas en hierro.

Este tema es abordado por Jill Funterton-Smith en su libro superventas La verdad sobre la comida, basado en una exitosa serie inglesa sobre alimentación. El título, por supuesto, solo es un reclamo publicitario puesto que el libro está muy lejos de acercarnos, ni lo pretende, a una supuesta verdad sobre la comida, se limita a abordar algunos aspectos concretos y llamativos. Entre ellos, el papel de las espinacas en el buen estado del sentido de la vista, como veíamos la semana pasada, o el contenido en hierro que incluyen.

Según esta libro, el cultivo de las espinacas arranca, como pronto, en la civilización persa, lo que viene a ser hoy Irán, y se introduce en Europa hace más de siete siglos. En la década de los años 30 del pasado siglo XX llega su momento de máximo esplendor cuando su consumo se hace muy popular, Popeye incluido, por su contenido en hierro.

Sin embargo, poco después, en 1937 unos científicos alemanes señalaron que la supuesta riqueza de las espinacas en hierro procede de un simple error de cálculo cometido sesenta años antes. Las espinacas son muy ricas en hierro para tratarse de un vegetal pero se trata de un hierro que nuestro organismo no puede asimilar en grandes cantidades puesto que suele estar combinado en las espinacas con el ácido oxálico y este compuesto es indigerible para nosotras, por lo que apenas lo aprovechamos.

Ver  Papel de los fitoquímicos en la salud

Ahora bien, aunque seamos unas sociedades con un gran gusto por el espectáculo y nos encanten los alimentos estrella, los que más contienen de algo en concreto, no deberíamos perder la sensatez. Las espinacas quizás no sean la fuente de hierro soñada pero no por eso dejan de ser un fantástico vegetal de hoja verde, rico en minerales, vitaminas y a saber que otros compuestos beneficiosos para nuestra salud. Echando un vistazo a las pirámides alimenticias vemos que necesitamos comer, para mantener nuestra salud, verduras (diría más: de temporada y ecológicas) en todas las comidas. Así que, en época de espinacas, comamos espinacas, claro que sí. En ensalada, al vapor, como más nos guste.

Fuente texto:

La verdad sobre la comida. Jill Fullerton-Smith

Otros articulos

Ver  Dieta sana para un corazón sano
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *