1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Comentarios sobre ¿Nos protege la dieta mediterránea?

22 de noviembre de 2012

dieta mediterraneaComo lo prometido es deuda, voy a comentar algunas de las afirmaciones que se realizaban en el vídeo sobre las relaciones entre la dieta mediterránea y salud que realizó el colectivo de biofilmsv, cuyo esfuerzo no se puede menos que valorar y agradecer.

Sin embargo, hay algunas cuestiones, que siendo menores, me gustaría comentar. Incluso alguna se sale un poco de la línea de nuestra página.

Por ejemplo me gustaría comentar que la afirmación inicial de que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte e incapacidad en el mundo me parece muy desacertada. Parece claro que el honor de ser esta primera causa corresponde a la desnutrición sistemática que padece, al menos, una sexta parte de la humanidad.

Me parece un poco grave esta omisión puesto que, estando hablando de ello, contribuye a invisibilizar el principal drama de la especie humana sobre la tierra hoy en día: la principal causa de muertes e incapacidades en el mundo es la pobreza. Desarrollar este punto daría para construir una enciclopedia pero me parece importante no olvidarlo nunca, aunque sea obvio que lo hacemos constantemente porque no se puede vivir con esa aberración en la cabeza. Pero no por ello esa realidad desaparece.

Espero que me perdonéis la digresión pero para mí esta es la característica principal que define nuestra civilización: mientras miramos lo cohetes que van a Marte en todas las esquinas hay gente, invisible, muriéndose de hambre. Llamadme demagogo pero mientras esta situación exista en la tierra, pudiendo evitarse, seremos una sociedad depravada y sobre esta cuestión se puede pasar de puntillas o no.

poblacion con menos de 2 dolares al dia

Y volviendo al tema, otro detalle que conviene aclarar es que la afirmación de que se considera la dieta mediterránea como la más saludable, es errónea. Quizás dentro del grupo de los países más industrializados, pero ya durante el siglo XIX varios antropólogos dieron fe de un hecho muy interesante: en diferentes puntos del planeta habitaban sociedades humanas muy longevas y que no presentaban síntomas de enfermedad o de caries dental, por ejemplo.

Estas sociedades estaban situadas en pueblos de los Alpes, Los Balcanes, el Himalaya, Okinawa o Vilacamba, en los Andes peruanos. Se trataba de sociedades alejadas de la industrialización, no tomaban alimentos procesados, por tanto, y su dieta solía consistir en frutas y vegetales crudos, cereales cocidos, fermentos lácteos y algo de carne de forma esporádica.

Evidentemente la longevidad de estos pueblos no está solo vinculada exclusivamente a la dieta. El aire puro, la falta de estrés, el ejercicio físico diario, la ausencia de contaminantes y radiaciones, también ejercen una influencia fundamental en esta longevidad. Sin embargo, la coincidencia de estos elementos con una alimentación casi vegetariana, integral, y, muy importante, hipocalórica, es un factor vital para que se dé una menor incidencia de patologías cardiovasculares o cáncer.

Me parece interesante destacar también que, normalmente, cuando se analizan las dietas, al menos en los artículos o programas de divulgación, se suele dar por hecho que lo importante son los alimentos que estas dietas incluyen. Sin embargo, esto es reduccionista, porque obvia algunos factores relevantes, entre los que están, por ejemplo:

No todos los alimentos de un mismo grupo presentan los mismos nutrientes. El contenido en nutrientes de una manzana, por ejemplo, depende, como es lógico, de la composición del suelo donde se ha cultivado, de la calidad del agua que ha recibido, del momento de la recolección, del tiempo que ha pasado entre la recolección y la ingesta, entre otros factores. Y qué decir de la carne de los animales…

Además, la influencia de los alimentos de la dieta en salud no está limitada al contenido en nutrientes del alimento en cuestión. Hay cientos, y se siguen descubriendo más aunque su efecto está lejos de ser conocido completamente, de sustancias no nutritivas en los alimentos, sobre todo de origen vegetal, de gran importancia para la salud.

La forma de cocinar los alimentos es crucial puesto que altas temperaturas junto a tiempos prolongados, por ejemplo, suele ser una buena forma de arrasar con las vitaminas, por ejemplo, de muchos de esos alimentos.

No se puede, ya nunca más se debería, hablar de cereales de forma general. Los cereales integrales deben ser la base de la alimentación, ahí están las recientes pirámides alimenticias, mientras que los cereales refinados se deben comer ocasionalmente. Y ahí entra el pan blanco tan habitual en la dieta mediterránea. Más aún, que todos los cereales sean igual de convenientes para la alimentación humana es algo sobre lo que existen dudas razonables.

Yo mismo reproduzco lo crítico al comentar de forma tan superficial todos estos aspectos y al dejarme muchos otros fuera. Valga al menos para que pueda ayudarnos a tener claro que seguir una dieta sana nos va a costar más esfuerzo del que puede parecer. Y, por favor, contrastad, no os quedéis en alguna dieta mágica sugerentemente presentada puesto que algunas de ellas son muy perjudiciales para la salud (se me viene a la cabeza el caso de la dieta dunkan, por ejemplo).

En lo que se refiere a la dieta mediterránea, parece bastante claro, dado que son ya numerosos los estudios que lo avalan, que en relación con las dietas que se siguen en la mayor parte de los países más desarrollados en occidente, la dieta mediterránea es significativamente más saludable, lo que está lejos de indicar que estemos ante la mejor dieta posible.

esperanza de vida al nacer

Otro día, si resulta interesante, podemos entrar un poco más en profundidad en investigar lo que puede aportar un estudio como el que está llevando a cabo PREDIMED sobre la dieta mediterránea y al que hacíamos mención en la entrada anterior.

Fuente foto esperanza de vida:

http://elgatopaco.blogspot.com.es/2012/11/que-paises-tienen-las-dietas-mas.html

Otros articulos

  • Dieta sana para un corazón sano Dieta sana para un corazón sano Os recomendamos hoy echar un vistazo a esta interesante entrevista con la nutricionista Julizza Pezo hablando de cómo seguir una dieta sana para tener un corazón sano.
  • ¿Hay que comer de todo un poco?¿Hay que comer de todo un poco? Veamos que esconde el lugar común sobre nutrición "hay que comer de todo un poco". Una de las peligrosas mentiras publicitarias.
  • Variedades de aceite de oliva en EspañaVariedades de aceite de oliva en España El aceite de oliva virgen extra es uno de los alimentos más característicos y de los pilares de la dieta mediterránea. Están son las principales variedades de aceite de oliva que se […]
  • Conferencia: Dieta mediterránea y prevención cardiovascularConferencia: Dieta mediterránea y prevención cardiovascular Conferencia sobre dieta mediterránea y prevención cardiovascular realizada por Miguel Ángel Martínez González, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Universidad de Navarra.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *