1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Diabetes tipo 2

1 de octubre de 2012

La diabetes tipo 2, aproximadamente el 80% de los casos de diabetes, es, desde hace unas décadas, una de las principales enfermedades crónicas a nivel mundial. Se estima que en 1985 eran unos 30 millones de personas las afectadas por la diabetes de tipo 2 mientras que hoy esa cifra sobrepasa los 200 millones, siete veces más en apenas 25 años.

foto Campaña 'Dale Voz A La Diabetes Tipo 2'

Sin embargo, la gente no suele dar mucha importancia a esta enfermedad, sobre todo si la comparamos con las reacciones que despiertan otras, también muy extendidas últimamente, como los cánceres, los problemas cardiovasculares o las enfermedades neurodegenerativas.

Sin embargo esta percepción no se ajusta a los graves problemas que genera una diabetes de tipo 2 y que hace que las personas que la padecen tengan una esperanza de vida, en promedio, 12 años menor. Igual que la adicción al tabaco.

La diabetes es una de las enfermedades más antiguas recogidas en los tratados de salud humanos. Aparece, que se sepa, por vez primera en Codex Ebers, un tratado egipcio del 1500 a.C., o posteriormente en Sobre las causas y síntomas de las enfermedades, de Areteo de Capadocia. Sin embargo, no fue hasta el descubrimiento de la hormona de la insulina por Frederick Banting y Charles Best en 1921 cuando se encontró un tratamiento para la enfermedad.  Frederick Banting recibió junto a John James Richard Macleod el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por este descubrimiento, uno de los hitos capitales de la historia de la medicina.

Qué es la diabetes tipo 2

Numero casos diabetesLa diabetes se define como un conjunto de trastornos metabólicos que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: hiperglucemia. La causan varios trastornos, siendo el principal la baja producción de la hormona insulina, secretada por las células β de los Islotes de Langerhans del páncreas endocrino, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, que repercutirá en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.

O sea, la diabetes es un estado de hiperglucemia crónica debido a una perdida en la producción de insulina o a una incapacidad de los órganos para captar el azúcar en respuesta a la insulina.

La diabetes tipo 2 se caracteriza por la llamada resistencia a la insulina, una situación en la que los órganos del cuerpo (músculos, tejidos, hígado) pierden poco a poco la capacidad de captar el azúcar como respuesta a la señal de la insulina.

Esta resistencia a la insulina lleva asociada un sinfín de problemas de salud. Desde el agotamiento del páncreas, que en un principio aumenta la producción de insulina para intentar que las células capten el azúcar en sangre, hasta un conjunto de síntomas conocidos como el síndrome metabólico (hipertrigliceridemia, hipertensión, disminución del colesterol bueno y obesidad) que aumentan las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2.

Problemas asociados a la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 aumenta considerablemente el riesgo de padecer las complicaciones provocadas por la hiperglucemia, exceso de azúcar, en la función de los vasos sanguíneos, como las enfermedades cardiovasculares, los infartos o los accidentes cerebrovasculares.

La diabetes tipo 2 aumenta las posibilidades de padecer insuficiencias renales, enfermedades graves oculares o problemas de circulación en las extremidades inferiores. Se estima que cada 30 segundos se amputa un miembro a alguna persona en el mundo debido a las complicaciones vasculares provocadas por la diabetes.

La obesidad, principal causa de la diabetes

foto mc donaldsAproximadamente el 80% de los diabéticos son personas obesas. En cuanto al riesgo de padecer diabetes tipo 2 es mucho mejor estar delgado, incluso dentro de los límites considerados saludables del Indice de Masa Corporal. Por otra parte, viendo el lado bueno, adelgazar 5 kilos, aunque sea en años, reduce el riesgo de padecer diabetes en un 50%.

Los mecanismos que relacionan la obesidad con la aparición de la diabetes tipo 2 son muy complejos, estando relacionado con que el exceso de grasa en los adipocitos provoca una cantidad de grasas elevadas presentes en la sangre. Como las células prefieren esa fuente de energía, si la situación se prolonga en el tiempo se modifica por completo el código de acceso que permite a la insulina favorecer la entrada de glucosa en los tejidos de destino.

Complementariamente, el exceso de grasa en los adipocitos provoca la activación del sistema inmunitario responsable de la inflamación, lo que interfiere con la capacidad de respuesta a la insulina y contribuye a aumentar la resistencia a esta hormona.

Cuando el páncreas, agotado, comienza a disminuir la secreción de insulina el desarrollo de la diabetes se acelera de forma considerable: los tejidos adiposos liberan más grasas, lo que provoca una mayor resistencia a la insulina y acelera la destrucción de las células del páncreas que la producen. Como, además, la insulina tiene un papel fundamental en el control del apetito el resultado es un circulo vicioso cuyo resultado será, con mucha probabilidad, la aparición de las diabetes de tipo 2.

En entradas posteriores iremos viendo el funcionamiento de la insulina o cómo prevenir la diabetes con la dieta o el estilo de vida.

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *