1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Alimentación en el embarazo: los hidratos de carbono

26 de junio de 2012

El consumo adecuado de los hidratos de carbono complejos es, desde mi punto, uno de los grandes talones de Aquiles de la alimentación moderna en las dietas occidentales y  es probable que se esté extendiendo a sociedades que tradicionalmente han tenido un consumo adecuado de estos hidratos de carbono complejos.

Cuando observamos las pirámides alimenticias o cualquiera de las guías que las instituciones de la llamada salud pública recomiendan vemos que en la base siempre se encuentran los hidratos de carbono.

Hidratos-carbono embarazo

Alimentación en el embarazo: Los hidratos de carbono

Según la guía consultada el consumo de hidratos de carbono debería suponer entre el 45 y el 70% de la ingesta en calorías. O sea, la mayor parte de las calorías que ingerimos deberían provenir de los hidratos de carbono.

Aquí entra el primer punto a tener en cuenta. Lo que en las guías no se indica con la suficiente claridad o, si se hace, no se insiste lo necesario, es que estos hidratos de carbono deben ser de los que llaman complejos.

Los hidratos de carbono simples como pueden ser la pasta o el arroz, que mucha gente considera cereales (porque lo son), no están incluidos en la base de las pirámides alimenticias. De hecho, las últimas ya los incluyen en la cima, entre los alimentos a consumir de forma esporádica.

embarazadaEntonces, ¿Cuáles son las fuentes de los hidratos de carbono complejos que deberían constituir 2/3 de la alimentación diaria? Pues las principales fuentes son los cereales integrales y las legumbres. Las pirámides alimenticias si indican que deberíamos comer un par de veces a la semana legumbres pero, ¿qué hay de los cereales integrales que son la base de alimentación diaria, de una dieta sana?

Entre los cereales de mayor consumo encontramos el arroz, el trigo y el maíz pero es necesario completar la lista con la quinoa, la avena, el mijo o la espelta para poder tener los recursos suficientes para centrar nuestra alimentación en ellos.

Importante, de nuevo, el arroz y el trigo deberían consumirse integrales, nada que ver que lo que solemos encontrar en nuestras dietas.

No quiero extenderme mucho porque analizar este tema en detalle nos llevaría largo y tendido y lo hemos venido haciendo de forma regular y así seguirá. Lo que me parece importante resaltar es lo siguiente:

Si queremos mantener una dieta mínimamente equilibrada debemos incluir los hidratos de carbono complejos en las comidas de cada día y desterrar (salvo en ocasiones especiales) los hidratos de carbono simples como el pan blanco, la pasta o el arroz blanco.

Puede resultar doloroso de oír pero no lo digo yo, aquí solo estoy reproduciendo lo que todas las pirámides alimenticias y guías de alimentación aseguran un poco por lo bajo (a saber por qué). Todas sabemos que para seguir una dieta sana hay que comer más frutas, verduras y hortalizas, esto ya nos lo dice el saber popular que todas manejamos. Lo que apenas se dice es esto otro: la base de una dieta sana deberían ser los cereales integrales.

Si os interesa, seguiremos profundizando en esto.

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *