1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Alimentación en el embarazo: Necesidades de hierro

28 de mayo de 2012

Durante el embarazo se producen en el organismo de las madres cambios importantes que aumentan sus necesidades nutricionales. Entre las necesidades que aumentan significativamente se encuentran las de hierro.

El crecimiento del feto en interior del cuerpo, el incremento de los tejidos maternos, la formación de un depósito hepático en el feto, que el niño o la niña utilizarán en los primeros seis meses de vida por la escasez de hierro en la leche materna, y  las perdidas hepáticas que tienen lugar durante el parto son los principales motivos de la necesidad de aumentar las ingestas de hierro durante el embarazo.

Hierro embarazoNecesidades de hierro en el embarazo

Cuando los depósitos de nutrientes, y de hierro en concreto, son los adecuados al comienzo del embarazo, la amenorrea (ausencia del periodo o regla) y el aumento de absorción intestinal de hierro que tiene lugar durante el embarazo, permiten compensar sin necesidad de aportes extras de hierro el aumento de las necesidades de este mineral.

Sin embargo, esta situación no es habitual ni en los países más industrializados ni en la mayoría de los menos. Las reservas de hierro de la mayoría de las mujeres en edad fértil están por debajo de lo adecuado y no permiten cubrir, ni de lejos, las necesidades de la madre durante la gestación.

La polémica sobre los suplementos de hierro en el embarazo

Existe cierta polémica respecto a si adecuado que las mujeres recurran sistemáticamente a los suplementos de hierro durante el embarazo, sobre todo a partir de la semana 12.

Algunos autores sostienen que es necesario para prevenir los problemas ocasionados por su carencia, como bajo peso del feto, prematuridad o mayor riesgo para la madre en el parto.

Por otra parte, altas concentraciones de hemoglobina, asociadas a un exceso de consumo de hierro, se han asociado también con los problemas anteriores y, además, con la incidencia de hipertensión materna.

Hierro alimentos

Por estos motivos, algunos autores recomiendan que los suplementos de hierro se analicen para cada embarazada en particular, en función de las reservas de hierro y de la dieta que se siga.

Parece claro que la mejor manera, la más saludable y sensata, parece la de satisfacer todos los requerimientos nutricionales, cuando sea posible, durante el embarazo a través de una dieta adecuada. No se conoce ningún riesgo asociado a seguir una dieta sana.

Podréis encontrar más información sobre las principales fuentes de hierro en los alimentos en nuestra entrada anterior sobre el hierro en los alimentos.

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *