1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Alimentación en el embarazo: Necesidades de agua

24 de mayo de 2012

Durante el embarazo se producen en el organismo de las madres cambios importantes que aumentan sus necesidades nutricionales.

El incremento de volumen plasmático de la futura madre o la formación del líquido amniótico hacen necesario aumentar el consumo de líquidos, lo que equivale a decir, de agua.

Necesidades de agua durante el embarazo

Mientras que las recomendaciones de consumo de agua en las mujeres no gestantes son de 2,7 litros al día, aproximadamente e incluyendo en esa cantidad el agua presente en los alimentos, en las mujeres embarazadas las recomendaciones suben hasta los 3 litros de agua al día.

Vaso de agua

Es importante tener en cuenta que frutas, verduras y hortalizas tienen un alto contenido en agua por lo que las mujeres que sigan una dieta equilibrada, comiendo habitualmente alimentos de estos grupos, no necesitan incrementar tanto su consumo de agua como aquellas que sigan las dietas desequilibradas habituales.

Por supuesto, es muy importante seguir una dieta equilibrada durante el embarazo, como iremos viendo en entradas sucesivas, pero conviene tener en cuenta que el consumo de agua es fundamental.

Dado que las bebidas tibias o calientes favorecen la movilidad intestinal puede ser interesante beber alguna infusión diaria, que permita nutrirse adecuadamente y reducir el riesgo de sufrir estreñimiento.

Una buena medida de lo adecuado o no de la cantidad de agua que bebemos nos la da nuestro cuerpo, como siempre, y no solo durante el embarazo:

Frecuencia: si vamos poco al baño a orinar, necesitamos beber más, si vamos demasiado, necesitamos beber menos.

El color de la orina es también un buen indicador y no debe ser ni demasiado clara ni demasiado oscura.

Aunque parecen recomendaciones poco precisas creo que todas nos podemos hacer una idea de lo que quieren decir y podremos orientarnos a partir de ellas.

agua embarazo

Importancia del agua en el embarazo

Como decíamos al principio, los cambios en el cuerpo de la madre durante el embarazo aumentan las necesidades de agua del organismo pero, además y lógicamente, una adecuada nutrición contribuye a paliar algunos de los problemas más frecuentes durante estos meses.

Una buena ingesta de agua durante el embarazo ayuda a prevenir el estreñimiento y puede reducir el riesgo de sufrir infecciones urinarias y cálculos renales y biliares, problemas que suelen ser frecuentes durante el embarazo.

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *