1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

El curioso informe de la FAO sobre seguridad alimentaria en 2011

11 de octubre de 2011

Se publicó ayer un informe de la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura,  sobre El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo en el que hace un análisis de la situación global en materia de seguridad alimentaria, a raíz de la crisis económica y el reciente y abrupto incremento de los precios de algunos cereales que forman la base de la alimentación de las sociedades humanas más pobres que habitan la tierra.

Es un documento muy interesante de leer, no sólo por lo que dice sino también por todo lo que no dice.

informe FAO 2011 soberania alimentaria

Sus conclusiones son que “los países pequeños dependientes de las importaciones, especialmente en África, se vieron profundamente afectados por la crisis de los alimentos y la crisis económica. Algunos países grandes lograron aislarse de la crisis mediante políticas comerciales restrictivas y redes de seguridad efectivas. Sin embargo, el aislamiento comercial aumentó el nivel de los precios y su volatilidad en los mercados internacionales.” En general, las zonas más pobres fueron, como era de esperar,  las más afectadas por el incremento de los precios.

Según este informe de la FAO la tendencia al alta en el precio global de los alimentos se mantendrá debido a diversas razones, entre las que destacan el aumento de la población, la aplicación de los biocombustibles como fuente de energía y los incontrolables fenómenos meteorológicos.

El informe analiza también si unos precios altos en los mercados de cereales pueden ser bueno o malo, a largo plazo. Aunque concluyen que es evidente que altos precios de los cereales en los mercados, mientras las situaciones estructurales de los países más pobres se mantengan, conllevan inevitablemente un empeoramiento de las condiciones de las personas más pobres de estos países, realizan un pormenorizado análisis sobre si son mejores precios altos o bajos, a nivel teórico, para las poblaciones pobres y para el resto de la sociedad.

informe FAO 2011 soberania alimentariaRespecto a la evolución de precios en las últimas décadas indica el informe que “Los precios de los productos alimenticios básicos en los mercados mundiales, ajustados en función de la inflación, disminuyeron considerablemente en el período comprendido entre el decenio de 1960 y  comienzos del decenio de 2000, cuando alcanzaron un mínimo histórico. Subieron lentamente de 2003 a 2006 y luego sufrieron un brusco aumento entre 2006 y mediados de 2008 antes de disminuir en el segundo semestre de ese año”. En los últimos dos años se ha vuelto a producir una acusada subida.

De lo que no habla el informe de la FAO

Este informe de la FAO obvia todos los análisis alternativos sobre los motivos que han desencadenado la escalada de precios de los cereales. Salvo en el apartado con los Resultados de la reunión de ministros de Agricultura del G-20, del que hablaremos en una próxima entrada, no hay ninguna mención al posible papel de la especulación en los mercados de futuros de los alimentos. Sin embargo, aunque no hay casi ninguna línea en el informe sobre eso, es curioso que ese es uno de los cinco puntos destacados en los resultados de la reunión de los ministros.

Al analizar los cambios en las tendencias de los precios de los alimentos tampoco hay referencia alguna al cambio de la legislación en el número máximo de contratos a futuro, que se llevó a cabo  durante la legislación de Clinton en 1999 y gracias al cual Goldman Sach, por ejemplo, consiguió ingresos de 1500 millones de dólares en 2008 basados en sus inversiones en materias primas alimentarias.

informe FAO 2011 soberania alimentaria goldmanSe estima que de todos los contratos de futuros que se realizan solamente se ejecutan el 0,5%, siendo el resto movimientos especulativos.

No hay ninguna referencia en el informe al posible papel de la distribución en la posesión de tierras, o al papel de las grandes multinacionales de alimentación con amplios y lucrativos negocios en países que padecen severas crisis alimentarias, o al papel de las semillas transgénicas en el empobrecimiento de una amplia capa de agricultores pobres durante la Revolución verde y en la actualidad, a la concentración de la producción, distribución y venta de alimentos en el mundo en manos un reducido número de gigantes compañías .

Las soluciones que propone la FAO

Las soluciones a este problema- sobre todo al de la variabilidad de los precios, puesto que la tendencia al alza de los mismos es presentado como poco menos que inevitable- propuestas durante todo el informe, si exceptuamos el último apartado, dedicado en exclusiva al tema, son básicamente dos, eliminación de los impuestos a las exportaciones de forma general y un mayor protagonismo del comercio en el interior de las sociedades más empobrecidas.

El capítulo también añade la importancia de la inversión estatal en el sector de la agricultura, las infraestructuras, la salud y la educación.

informe FAO 2011 soberania alimentariaLas dos soluciones propuestas responden a planteamientos parcialmente contrapuestos. Por un lado, las medidas relativas a los aranceles a exportaciones (con los aranceles a las importaciones, tan relevantes en los países de Occidente no se muestra tan claro) y al aumento del comercio, se supone que global, son medidas que han ido progresivamente imponiéndose en todos los países del mundo que han sido socorridos por el FMI. El problema es que estas medidas que el FMI ha impuesto a gran número de países han ido unidas a medidas de restricción del gasto público y de privatización de los servicios y recursos del país, con lo que la segunda medida propuesta, y presentada como básica, es incompatible con la primera, considerada como un pilar innegociable.

Si un país reduce su presupuesto para inversión pública es imposible que a la par emprenda las políticas de desarrollo social que le permitirían mejorar su seguridad (puesto que en ningún caso se habla de soberanía) alimentaria.

Cabe señalar que el último capítulo que indica estas posibles soluciones a la crisis estructural en la que habitan estos países, es un islote dentro del informe. Se podría considerar como la guinda políticamente correcta cuando en lo que se insiste en el resto de informe es en la importancia de aumentar el peso de la iniciativa privada en el sector agrícola: menos control a las exportaciones y menor influencia gubernamental.

Es curioso que cuando se analiza las medidas gubernamentales que diferentes países han ido tomando en el transcurso de esta crisis se indica, por ejemplo, que “Los países que podían poner en marcha controles gubernamentales para restringir el comercio mejoraron sus índices de subnutrición interna a pesar de la crisis. Sólo países con gobiernos fuertes (Brasi, India o China) pueden tomar este tipo de medidas […]Los precios internos de los alimentos aumentaron considerablemente en la mayoría de los países durante la crisis alimentaria mundial, con la excepción de algunos grandes países que lograron aislarse de los mercados mundiales. Pero el aislamiento comercial incrementó los precios y la volatilidad en los mercados internacionales, haciendo aumentar los precios internos en países dependientes de las importaciones más de lo que hubieran crecido de otro modo.

informe FAO 2011 soberania alimentariaO sea, que no todas las medidas gubernamentales son negativas y lo malo es que perjudican al mercado global. Según esto, la solución sería que esos países no tomasen medidas para afrontar la subida de precios global puesto que, de tomarlas, perjudicarían a este mercado. Por tanto lo importante no son las poblaciones que sufren por no poder acceder a los alimentos básicos sino el mercado.

Y esto es lo más curioso de este informe de la FAO, que su análisis coincide punto por punto con el de los economistas del FMI y, más allá, que en ningún momento muestra una intención clara de resolver el problema que aborda, de la seguridad alimentaria. Asume como inevitable la inseguridad alimentaria de las poblaciones más pobres y intenta establecer orientaciones para que, a largo plazo, la situación pueda revertirse.

En mi opinión, el informe de la FAO es un informe realizado por otra de las grandes corporaciones burocráticas del comercio internacional (como el Banco Mundial, el FMI, la OMC o la ONU) que sirven, exclusivamente, a los intereses de las grandes potencias que están detrás de ellas. La FAO no pretende, como se puede observar de la lectura del informe, en ningún caso, intentar transformar la situación actual en lo que se refiere a seguridad (que ya no soberanía, recordemos) alimentaria. Es uno más de los instrumentos de control y propaganda. Control económico y propaganda moral, cada uno con un mercado distinto.

En entradas sucesivas iremos abordando algunas cuestiones que nos parecen relevantes en relación con este tema.

Otros articulos

  • Objetivos de desarrollo del milenioObjetivos de desarrollo del milenio La semana pasada hacíamos referencia a la Cumbre de la crisis alimentaria de Roma, celebrada en Noviembre de 2009. Para evaluar el sentido de estas grandes cumbres y la responsabilidad […]
  • La FAO lanza una campaña contra el HambreLa FAO lanza una campaña contra el Hambre Estos días la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) está lanzando una publicitada campaña de concienciación y presión por parte de los ciudadanos […]
  • Soberanía Alimentaria y el mercado de futurosSoberanía Alimentaria y el mercado de futuros Un amigo de nutricion-dietas.com nos ha hecho llegar un artículo de opinión sobre la evolución de la producción de las materias agrícolas y su distribución en los mercados en los últimos […]
  • Cumbre de la Crisis Alimentaria de Roma 2009Cumbre de la Crisis Alimentaria de Roma 2009 Hoy nos centramos en un asunto cuya importancia excede con creces la de los temas tratados habitualmente en este blog pero ante el cual no cabe cerrar los ojos.Durante estos pasados […]
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *