1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Precaución: Dietas de verano

24 de mayo de 2011

Parece que ahora que se acerca el verano es el momento que eligen aproximadamente el 60% de las personas en España, según algunas fuentes, para comenzar a seguir alguna dieta con el objetivo de adelgazar unos kilos antes de que llegue el momento de empezar a quitarse ropa.

La presión social es de tal grado, como apuntábamos en nuestro artículo Algunos apuntes sobre las relaciones entre alimentación y cultura, que no parece que pueda calar mucho ya un mensaje que nos recuerde nuestra belleza intrínseca, que no es necesario amoldarse a los modelos estéticos que generan unas empresas que ganan mucho dinero con la insatisfacción personal.

Así que, como las vamos a seguir, dado que no habitamos precisamente la era de la confianza, os vamos a recordar algunas de las cosas que no se deben hacer en ningún caso. Antes recordemos que la alimentación ideal general no existe, cambia con cada persona, con la edad, con la actividad realizada, con las alergias de cada cual, con su estado de salud. Así pues, lo que sigue está claro que son unos consejos poco específicos pero interesantes de tener en cuenta:

–          Las grasas son imprescindibles. No elimines de la dieta ni el pescado azul, ni el aceite de oliva virgen extra ni los frutos secos o las semillas. No es conveniente seguir una dieta que elimine todo tipo de grasas.

–          Los hidratos de carbono son imprescindibles. Son la mejor fuente de energía para nuestro organismo. Inmediatamente desconfiar de toda dieta que se base en la supresión de alguno de los grupos de alimentos. Algunas  dietas vegetarianas suponen una excepción a esta regla.

–          Es importante comer algún alimento crudo con el calor del verano. Una ensalada antes de comer, como norma general, es perfecta. Por ejemplo con lechuga, acelga y zanahoria y se le puede añadir algunas semillas y lecitina de soja, levadura de cerveza o spirulina. Sin embargo, la variedad de ensaladas es muy grande y no es necesario centrarse en una. Os recomendamos visitar nuestra sección de recetas de ensaladas.

–          La fruta es fundamental en verano, y después, y antes.  Siempre. Y en verano hay una variedad de fruta fantástica.

–          Moderar el consumo de carne siempre viene bien.

–          En verano hay que aumentar el consumo de agua.

–          Alimentos precocinados, bollería, snacks, dulces, la nata en la cocina,  aquí está la clave para adelgazar. Muchos de estos productos no son ni alimentos. Son bombas calóricas para el organismo y apenas aportan nada más.

Por favor, no olvidéis que con vuestra dieta ponéis, en buena medida, en juego vuestra salud y algunas de las dietas que se siguen antes del verano son un atentado contra el organismo. Quizás se consigan adelgazar unos kilos, pero será temporal y, además, perjudicial para la salud.

Otros articulos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *