1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Comestible-No comestible según las culturas

28 de febrero de 2010

La alimentación es un proceso central en la vida social y por ello se ha visto sometida a multitud de presiones culturales.

¿Por qué comemos unos alimentos y no otros?

Hay varias respuestas obvias a esta pregunta. Por un lado, no todo es comestible, por otro, podemos acceder a unos alimentos sí y a otros no, bien porque no aparezcan en nuestras tierras bien porque no podemos pagarlos, por otro lado (siempre hay muchos más lados que dos) unos alimentos nos gustan y otros no, etc.

Sin embargo, con estas respuestas no explicamos de forma adecuada la cuestión planteada. Dentro de una cultura se consumen unos alimentos y se desprecian otros que en otras culturas son valorados por lo que el componente social en esas supuestas elecciones se muestra como determinante.

La alimentación, debido a su importancia, siempre ha sido uno de los blancos preferidos de los tabús y prescripciones religiosas y, con ello, sociales. Las interpretaciones que han ido proporcionando las ciencias sociales sobre determinados tabús concretos nunca han acabado convenciendo a todos. Se puede decir que, a pesar del virtuosismo intelectual de muchas de las explicaciones, no hay consenso científico, ni parece que esté cerca o se pretenda.

Lo que si podemos hacer es profundizar un poco, aunque de manera un tanto prosaica, señalando algunas de las curiosidades sobre el consumo de alimentos en diferentes regiones.

Así, por ejemplo, encontramos que:

Los insectos son comestibles para muchas sociedades de América latina, Asia o África mientras que no lo son en el Oeste europeo o en Norteamérica.

El perro es un majar en Corea, China u Oceanía pero nos parece bastante inconcebible en Europa o Norteamérica.

Ver  La agricultura ecológica en España

En algunos países europeos y en China los caballos o el conejo o los caracoles o las ranas son alimentos mientras que no lo son en Norteamérica.

En una de las guías antropológicas más exhaustivas, Human Relations Area Files, se encuentra la lista de especies y productos animales comúnmente consumidos en 383 culturas y de ella se puede extraer que mientras que el pollo (con su carne y huevos) es devorado en 363 culturas diferentes, el ganado vacuno (con su carne y leche) lo es en 196, el cerdo en 180, el pescado en 159, el cordero en 108, el perro y la rata en 42.

Como se puede ver la amplitud de comportamientos culinarios posibles para la supervivencia del ser humano es enorme y cada cultura los ha ido moldeando a su forma arbitraria característica. Usando la jerga al uso se puede decir que la alimentación es un hecho social total pues es a la vez biológico, moral, cultural, religioso y económico y no se puede abordar de forma rigurosa el estudio de la alimentación obviando algunos de esos campos.

Fuente fotos:

http://2.bp.blogspot.com/_dB5cWkfG7iQ/SPXSeT2BipI/AAAAAAAAD7s/ocE_ukA8Svc/s400/gente+comiendo%5B1%5D.jpg

http://www.dogbreedinfo.com/images16/PerroRatoneroAndaluzFionn5Months.JPG

http://blogs.20minutos.es/myfiles/cronicaverde/Gallinas.jpg

http://latrola.files.wordpress.com/2006/10/hormiga.jpg

Otros articulos

Ver  Soberanía Alimentaria y el mercado de futuros
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin Votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.